Itayata


Itayata
Por Efraín Serna

 

Itayata

Me gusta ver, hilacha de olores
cuando revientas del tallo
de la itayata, y erectas por el viento
que te da semblanza.

Un hilo prende desde la estancia
de los cielos, no vuela
sólo admira el vuelo, y cae
sin aire de tiempo.

Tranquila, te veo
desde los pies de tu vaina,
que en mi sauce erecto
encuentra asilo.

Me encantas itayata
las solas noches que veo en tus ojos
cerrar la luna y soñar con verte
en el después de mis sueños.

Me encantas itayata,
mis solos días, en que tu dormida
al otro lado del mundo
respiro versos
que llaman a veros.

Preguntas amada mía:
¿si arde mi llanto de agrestes males
al estar ausente tus ojos rasos?

No, itayata mía
el llanto arde obrando un mundo
en el que pronto estaremos juntos.

 

Pequeña nube de oriente

I

Soy barco con vela y sin viento,
varado en un manto de silencio,
palpitando cual algún
pensamiento regresa en el tiempo
en que azotabas mi asta,
pequeña nube de oriente.

 

II

Niña claridosa, debo tiempo al cuerpo
de vigilar tu mundo con un beso entre el cielo.

 

III

Dejemos de nuevo la casa mojada,
mis hebras entre tus manos enjaretadas
mi boca sobre tu arder en palma,
y la nada del respirar de una casa mojada
en el vivir todo de mis recuerdos que tu pintabas,
pequeña nube de oriente.

 

Efraín Serna. Escritor, músico y colaborador de la revista diletante. Es originario de Acapulco de Juárez, Guerrero. Actualmente estudia Lingüística y Literatura Hispánica en la UAP.

 

*Material publicado en el segundo número de diletante.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s